patio bondiano

lunes, 9 de julio de 2012

Edward Bond: Lo Trágico siempre vive con lo Cómico

Pero no se trata de que algo sea "gracioso" ni tampoco del tipo de comedia que se vende en la industria de la cultura.  Como me dice Bond: si un hombre se resbala con una cáscara de plátano y cae, puede que sea gracioso y que alguien se ria.  Pero solo alguien disfuncional se reiría si el hombre al caer se rompe el cuello matándose y un niño famélico se arrastra hacia el muerto y se come la cáscara del plátano (Y es que Edward Bond cuando me dijo esto estaba pensando en la película "Slumdog Millionaire" (2008) y que correctamente lo identificó como "lo más depravado que había visto en años")



"Lo que está ahí fuera de mi no es creado por mi, pero lo que hay fuera de mi define a mi ser. No se puede dividir, extraer al ser (del ser humano) de su sitio. Yo soy la relación con mi sitio. Entonces de ser simplemente un espectro de placer y dolor, se pasa a crear los conceptos que se utilizan para definir el mundo de los adultos: lo trágico y lo cómico. El placer se convierte en lo cómico y el dolor se convierte en lo trágico. Yo soy una relación con mi sitio, porque esa relación está mediada a través de lo trágico y de lo cómico. Por lo tanto yo soy una estructura dramática y no puedo abstraerme de esa situación con mí mismo, no es posible. El núcleo del Drama es esa pregunta problemática: ¿cómo puedo soportar el hecho de existir en esta relación? Ese es el quid de la humanidad." (Edward Bond entrevistado por mi amigo Peter Billingham, 2007)

Licencia Creative Commons

No hay comentarios:

Publicar un comentario