patio bondiano

lunes, 9 de julio de 2012

EL OBJETIVO FINAL DE LA OBRA DE EDWARD BOND ES LA ÉTICA.


LA MEZCLA DE IMAGINACION Y RAZONAMIENTO.
¿Cómo saltas de un acantilado y vuelas?  En primer lugar, imaginas que puedes hacerlo y entonces encuentras la manera de hacerlo. Sin embargo, la imaginación no sabe lo suficiente acerca de donde se va a reclamar una sólida respetabilidad, una humanidad. ¿Saltar de los acantilados? ¿Cómo? ¿Por qué? Para salvar a la gente? ¿Para transportarles? ¿Para visitarles?  ¿Para arrojarles bombas desde arriba?  La imaginación acepta todo esto, a no ser que intervenga la ética.  

Nuestra sociedad debería ser intolerable pero nosotros la aceptamos y seguimos viviendo.  ¿Cómo ser seres humanos en una sociedad inhumana?  

No heredamos lo humano, tenemos que crearlo.  El drama no enseña ni describe. Drama está basado en búsqueda.


LA PROPIEDAD PRIVADA ES UN ASESINATO.
¿Pero vale la pena decirlo? Si poseer una casa en nuestra democracia me implica en asesinato, me hace cómplice - con todo aquello contra lo que lucho, ¿por qué molestarse en decirlo?  ¿Qué podemos hacer?  No se puede abolir la propiedad de la noche a la mañana. No, y en el sentido en que estoy usando palabras tales como la propiedad, la sociedad, la cultura - en ese sentido, tanto pobres como ricos, víctimas y asesinos reales, son culpables.  Pero podemos decir esto: hay que empezar a entender nuestra democracia y librarla de sus ilusiones, porque estas son asesinas. 

DIFERENCIAS.
No existe ninguna causa natural que justifique nuestra injusticia, no hay razón natural para que haya ricos y pobres, fuertes y débiles.  Las diferencias son creadas por nuestra democracia. 

SOFOCLES   BOND
Las máquinas son demasiado poderosas como para que podamos vivir mucho más injustamente.  Aún nos engañamos a nosotros mismos porque el camino hacia la destrucción es lento - pero los condenados siempre van despacio hacia el patíbulo, hasta que al final se les apresura por las escaleras y es demasiado tarde.

EL TEATRO EVENTO
Los TEs de-ideologizan la necesidad y recrean la imaginación a través de re-mapizar la realidad.  Esto no es dar un acceso para entrar “en el maravilloso mundo de la imaginación”. 

LA IMAGINACION.
Los jesuitas creen – o al menos creían - que si les dejan educar a los niños, estos se convierten en siervos de la iglesia para siempre.  Los jóvenes serían libres para siempre si pudiéramos darles las herramientas dramáticas de la razón y de la emoción.  Serían capaces de resistir la presión del mercado global de manufacturar gente para los fines del mercado: la imaginación o está libre o encarcelada, no puede ser neutral (El problema es que la pequeña burguesía, por definición, cree que puede ser neutral, que puede vivir en un campo "neutro".  La ideología de la pequeña burguesía es la más perniciosa de todas porque vive creyendo mentiras y quiere que todo el mundo sea pequeño burgués para que la mentira sea total.  Ahora lo llaman "clase media").

Licencia Creative Commons

No hay comentarios:

Publicar un comentario