patio bondiano

jueves, 16 de enero de 2014

No toques Edward Bond sin Auschwitz.





(Dentro de una camara de gas en Auschwitz - gracias a Imgur.com)

Adorno decía que escribir poesía después Auschwitz es barbarie.  Edward Bond dice que, por el contrario, la poesía empieza en Auschwitz.  Los dos dicen lo mismo.

El problema, que todavía pagamos en las artes, es que muchos - la inmensa mayoría - siguió entendiendo poesía - di arte - con el mismo enfoque, con la misma mentalidad pequeño burguesa, romántica, melodramática, absurda, que había antes de la Segunda Guerra Mundial.  Di Auschwitz, di Hiroshima, di las cunetas españolas llenas de ejecutados.

En Edward Bond cada línea, cada punto, cada silencio empieza allí.


No hay comentarios:

Publicar un comentario