patio bondiano

domingo, 4 de diciembre de 2016

Carta de Edward Bond sobre la representación de su obra Al Límite en Amiens.





"Dear Cesar
I was very pleased to be able to spend some time with you again. I think you said you’d been ill—but you looked well! I liked your production of The Edge. It was honest and direct without any false theatricality. The honesty is important in a play like The Edge, without it the play becomes a charade. I liked the actors very much, they are the right people for you to work with.
A could make a comment about the last scene. Many of my  plays begin in quite a conventional way so that the audience can recognise the situation and know where they (think) they are. The plays then press the situations to an extreme to show the conflicts with in them: its a question of the kitchen table (were we think we know where we are) and the edge of the universe. So its always important to drive the last scenes to this extreme and not return them to the recognisable world – the last scenes reveal a new reality. In Edge the older man reverts to his childhood which he has never really left and the young man experiences the despair and bewilderment of age, of time. And the mother sees that it isnt enough to prepare her son a meal, she must send him out to face the dangers of the world and seek to accept what the world can offer.   I think your actors could do this very well. Its a very good production.
The conference probably had some use but in our disintegrating societies we need a better understanding of the origin and purpose of drama – and this still needs to be done.
(...)
Im happy to think of you working on my plays in Spain.   Take care,  Edward" (12 enero, 2016.)

TRADUCCIÓN:
Me alegró mucho poder estar contigo otra vez. Creo que dijiste que estabas enfermo – pero se te veía bien! Me gustó tu producción de Al Límite.

Fue honesta y directa sin ninguna falsa teatralidad.

La honestidad es importante en una obra como Al Límite, sin ella la obra se convierte en una farsa. Me gustaron mucho los actores, son la personas adecuadas para trabajar contigo.
Podría hacer un comentario sobre la última escena. Muchas de mis obras empiezan de forma más bien convencional así que la audiencia pueda reconocer la situación y sepan dónde (piensan) están. Las obras entonces presionan la situación hacia el extremo para mostrar los conflictos internos (dentro de la obra): es una cuestión de la mesa de la cocina (donde creemos saber dónde estamos) y el límite del universo. Así que es importante conducir las últimas escenas a ese extremo y no volver a un mundo reconocible - las últimas escenas revelan una realidad nueva.
En Al Límite el viejo vuelve a su infancia la cual en realidad nunca dejó y el joven experimenta la desesperación y el desconcierto de esta era, del tiempo. Y la madre reconoce, descubre que no es bastante prepararle al hijo una comida; debe enviarlo fuera a encarar los peligros del mundo para que encuentre, busque aceptar lo que el mundo ofrece. Creo que tus actores podrían hacer esto muy bien. Es una producción muy buena.
Las conferencias quizás tuviesen alguna utilidad pero en nuestras sociedades que se desmoronan necesitamos entender mejor los orígenes y propósitos del Drama – y esto todavía necesita resolución.
(…)
Quedo feliz pensando que te ocupas de mis obras en España. Cuidate. Edward.


CUÍDATE EDWARD!------- (Conclusión de un taller sobre Drama bondiano
 con jóvenes estudiantes de secundaria en Granada - se les echa de menos.)




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada