patio bondiano

domingo, 22 de abril de 2012

Objetivos de un Patio Bondiano de la Juventud


Objetivo: estimular respuestas dramáticas de los más jóvenes. 

En la plataforma Bondiana tenemos la urgencia de explorar los profundos usos del Drama para el siglo XXI.

El trabajo de E. Bond busca empujar a los actores hasta los mismos límites de lo humano, y a través de ellos, a sus audiencias.  En la plataforma bondiana creemos que es en los límites, en los mismos extremos, donde los seres humanos se encuentran forzados a afrontar su situación y a crear significados. 

Bond dedica especial atención a escribir obras para los jóvenes porque para ellos las preguntas son más urgentes. 

Ser un actor en una obra de Bond es un auténtico desafío.  Las obras de Bond se escenifican alrededor del mundo, pero todavía el sitio Bondiano está sin actores propios.   Las razones son principalmente económicas y socio-políticas:  diferentes grupos que dedican casi todo su tiempo a escenificar obras de Bond, tales como los británicos Big Brum, tienen presupuestos muy limitados, y no se pueden permitir un análisis actoral en profundidad.  Solo decir aquí que en las obras de Bond, en realidad, no hay caracteres.  Los actores no deben actuar la parte sino la historia, la obra.  Un actor con una tal aptitud mental que busque encontrar una importancia trascendental de lo humano en todo.  Todo tiene importancia: desde una mota de polvo hasta un coche o un viejo paquete de cigarrillos tirado en el suelo, un sello o una taza de café vacía.  La ideología está en todas partes. 

La posición filosófica de Bond es intransigente; no negociable.  Desde el sitio Bondiano sabemos que todas las instituciones de autoridad son corruptas y corrompen. Entender esto explica el mundo humano hoy.  Los actores necesitan, no solo trabajar el texto; los actores en Bond necesitan saber, reflexionar, leer, escandalizarse intelectual e informadamente.  Es difícil porque necesitamos que la imaginación – no la fantasía - y la razón resurjan en el escenario como una sola idea.  Donde la emoción es grande y real, pero no creada a través de trucos adquiridos.

Pero esto es importante: con Bond no es que el problema sea porque hay gente mala, estúpida, idiotizada, criminal.  Ningún humano nace malo, estúpido, idiotizado, criminal.  La situación o sistema social, ethos,  en la que el humano vive, forma el ser humano y guía sus acciones. 

Muchos ven a Bond como un escritor enojado, intransigente y hostil. Cuando visité por primera vez a Bond, mi supervisor de doctorado necesitó advertirme que sería como ir a visitar al  ogro, al difícil misántropo .  Esto está lejísimos de la verdad. 30 años codeándome, discutiendo con gentes de teatro de todos los niveles en gran parte de Europa y la paciencia, la ternura, el humanismo de Bond no tiene parangón.  Lo cierto es que las generaciones de la era digital, del noticiario rápido, del twitter descontrolado, no tiene tiempo ni para escuchar ni para reflexionar —ni quiere darlo.  Años disfrutando de la persona, amistad e ideas de Bond me confirman el autentico privilegio de su persona, de su compañía, de sus consejos. En cada idea, en cada giro de frase está la firma de un genio —y su sentido del humor libre, sin complejos, es de desternillarse de risa. Lo cierto es que Bond se toma muy en serio las responsabilidades sociales del artista y la necesidad de persuadir a las audiencias hacia la revelación y esto choca con profesionales acostumbrados a que todo sea negociado, comprometido, a que digan que "sí" cuando deberían decir "no" y viceversa.  En realidad toda su obra se construye desde una infinita ternura y afecto desinteresado por el individuo humano.

Lo que buscan las obras de Bond es la creación de significados; voces coherentes y significativas.  Si logramos ver claramente que las obras de Bond no son acerca de contar historias, ni de la presentación de caracteres, sino de crear y exponer significado, habremos hecho un buen tramo del trayecto.

Como dijo Bond durante unos ensayos de su “Short Electra” (Electra Breve) Drama no debería ser una pintura, un cuadro; debería ser el repicar de una campana. http://www.edwardbond.org/

Licencia Creative Commons






No hay comentarios:

Publicar un comentario